Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

¡Rompecabezas!, el caso del crimen en El Panamá

La cama y almohadas fueron encontradas ensangrentadas y con Santos Saavedra dormido desnudo.

Jorge Luis Barria

El asesinato de Eduardo Alberto Calderón, caso por el que permanece detenido el exmonaguillo Hidadi Santos Saavedra y en cuya investigación figura el sacerdote David Cosca, parece un rompecabezas, donde faltan muchas piezas.

La procuradora Kenia Porcell reveló que Cosca, un cura y abogado cercano a los 70 años y con 40 años de sacerdocio que incluye la práctica de exorcismo, ya rindió entrevista ante la Fiscalía que lleva el caso.

Cosca alquiló la habitación 47 del hotel El Panamá, donde estuvieron departiendo Calderón e Hidadi. La cama y almohadas de esa pieza fueron encontradas ensangrentadas y con Santos Saavedra dormido desnudo.

Eduardo Calderón fue encontrado tirado en el pasillo de una escalera cerca a las cabañas 15 y 16, le brotaba sangre de la cabeza y a su lado tenía dos cédulas: la de él y la de Hidadi.

LEE TAMBIÉN ‘Tour operadores’ chinos en Panamá

Cuando se alerta a la seguridad se llama a la Policía que intentan ingresar a la habitación 47, pero estaba cerrada por dentro por lo que ingresan por el balcón de la habitación 48, que había sido alquilada por unas religiosas. Allí encuentra a Santos Saavedra… no estaba ebrio, pero olía a licor…se mostraba tranquilo y comentó que creía que le habían robado.

Una testigo revela que estuvo con Eduardo e Hidadi hasta pasada la medianoche y se retiró. El crimen o la muerte accidental se produjo entre la 1:00 a.m y las 2:50 a.m.

Calderón fue llevado en ambulancia al Santo Tomás, donde murió la tarde de ese 7 de julio.

Las investigaciones destacan que Hidadi presentaba una cortada en el rostro y moretones y éste no recuerda lo que pasó. Ha dado varias versiones, una que probablemente él y Eduardo se cayeron por la escalera. La habitación 47 está en el segundo piso de las cabañas de El Panamá, el cuerpo ensangrentado fue encontrado en la planta baja.

Publicidad

La Fiscalía ha ordenado tomarle muestras de sangre a seis personas, entre ellas a Cosca, a su segundo en “Explosión Juvenil”, Juan Pablo Hernández; a otro huésped identificado como Valentín Calderón, quien fue el que alertó que Eduardo Calderón estaba tirado en el pasillo.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
No dejes de leer
Block title
Block content
Block title