Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Cosca confesó a sospechoso de crimen en El Panamá

Jorge Luis Barría Crítica

Nuevas revelaciones surgen en el crimen de Eduardo Calderón, de 37 años, luego de que las investigaciones arrojaran que el sacerdote David Cosca es mencionado al hecho, ocurrido el 7 de julio entre las habitaciones #47 y #48 del hotel El Panamá.

Mediante información se conoció que en el hotel se encontró gran cantidad de sangre en escaleras y el pasillo que da con las habitaciones antes mencionadas y que las muestras revelan que era sangre de Hiddadi Santos Saavedra, de 36 años, y el fallecido Eduardo Calderón, de 37.

Publicidad

Aparentemente el sacerdote había alquilado la habitación para Saavedra, quien está en detención y bajo investigación por ser el principal señalado en el homicidio de Eduardo, quien era su cuñado.

Adicional a las manchas de sangre, también se encontraron huellas de calzados, por lo que las investigaciones en proceso buscan determinar de quiénes eran las mismas.

Tras lo ocurrido se llamaron a declarar varias personas, quienes supuestamente fueron testigos de los hechos y uno de ellos manifestó que Hiddadi, quien fue monaguillo, recibía mucha ayuda del sacerdote, que inclusive le conseguía beneficios en otros hoteles para que se hospedara junto a amistades.

El testigo Valentín Calderón refiere que el 7 de julio a las 2:50 a.m. iba de su habitación No.20 al restaurante cercano a la piscina del hotel y en las escaleras encontró un tipo tirado en el piso y hacía ruido como ahogándose.

La autopsia revelaría que la muerte se debió a un fuerte golpe en la cabeza. El deceso se produjo en el hospital.

Aquella noche supuestamente limpiaron la sangre del pasillo y de la puerta de la habitación 48, pero a través de la prueba de luminol los peritos pudieron dar con los rastros de la sangre, que dio como identificación a los involucrados.

El padre David Cosca reconoció que el día de los hechos atendió en confesión a Hiddadi Santos Saavedra en la habitación 47.

Por su parte , la abogada Holanda Polo, defensora del principal implicado, indicó que todo el escándalo en el que quieren involucrar al sacerdote es una cortina de humo para desviar lo del Consejo de Seguridad…y como se está mencionando la manipulación de Rolando López en el caso pinchazos, han tirado al padre para tratar de callar eso.

"El sacerdote no estuvo ahí, él alquiló la habitación el día anterior", fue lo que expresó la litigante; “es totalmente injusto lo que están haciendo con el padre... El homicidio se dio en horas de la madrugada, al día siguiente del alquiler de la habitación y el padre no estaba", puntualizó la defensora.

Hay grupos que defienden a Cosca, quien ha sido separado de la parroquia Divina Misericordia; recuerdan que hace dos años tuvo un infarto mientras volaba de Nueva York a Panamá y hace como 10 meses terminó radiación en su garganta por un cáncer que lo tiene totalmente ronco e inflamado, y que esta condición no le permite dar ni misa. Hay quienes aseguran que camina asistido por un bastón.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
No dejes de leer
Block title
Block content
Block title